Denunciamos que en Honduras nos mata el hambre, la represión y el coronavirus

Desde la Asamblea de Mujeres Luchadoras de Honduras ante la opinión pública nacional e internacional queremos denunciar que la situación histórica de injusticia económica y opresión política de las mujeres y sus comunidades se ha visto agravada por la pandemia del COVID 19.

Las respuestas irresponsables y mafiosas de un gobierno represor, corrupto e incapaz han hecho que miles de personas estén pasando situaciones extremas de hambre, hacinamiento, falta de agua potable y de energía mientras se les repite de manera absurda que se queden en su casa y se les responsabiliza de su inminente contagio.

A través de los mecanismos que ha creado este régimen de Juan Orlando Hernández, se han acumulado un presupuesto de, al menos, 9 mil millones de lempiras sin que se evidencie su beneficio en los hospitales, centros de salud, ni en comunidades, barrios y aldeas. ¿Dónde está ese dinero que han obtenido a nombre del pueblo de Honduras?

Denunciamos la barbarie del régimen al utilizar la crisis sanitaria para publicidad y campaña política, al ofrecer en cadena nacional, insumos que continúan esperando los hospitales públicos, como el de San Pedro Sula, que ya está colapsados por el número de personas contagiadas de coronavirus. Y actúan igualmente con los alimentos y agua indispensable para cuidar a la población que se reparte, en su mayoría, a los allegados al partido nacional, sus amigos y beneficiarios.

Desde hace varios días compañeras de la colonia Alemania, miembras de nuestra Asamblea, junto a sus hijas e hijos han estado en las calles exigiendo sus derechos a la alimentación y la salud, recibiendo a cambio gases lacrimógenos y balas. Y esta situación ya se reproduce en varias zonas del país, pues el hambre está agravando la situación de la gente y exponiéndola aún más al contagio del virus.

En las comunidades rurales e indígenas, agentes de la policía han obstaculizado la organización autónoma para la protección comunitaria usando la fuerza y otras formas de represión, pero no protegen la vida de las mujeres que son asesinadas por los femicidas en todos los puntos cardinales de Honduras.

DENUNCIAMOS a la opinión pública que el régimen de Juan Orlando Hernández, una vez más está usando al ejército y a la policía para reprimir, golpear, balear y perseguir a las mujeres, niñez y hombres que luchan por sus mínimas condiciones de vida.

LLAMAMOS a todas las mujeres a estar alerta para organizarnos, pensar, actuar y solidarizarnos en todas las formas posibles con nuestras hermanas y hermanos porque merecemos una vida digna.

Honduras, 23 de abril de 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>