Justicia para Berta, Justicia para Honduras

Comunicado desde la Asamblea de Mujeres Luchadoras

7 de abril, 2021

Nos encontramos este día frente a David Castillo, un coautor del crimen, vínculado en actos de corrupción, con los narcotraficantes cachiros y vínculado en la falsificación de documentos y además su nexo directo con los autores intelectuales del asesinato de nuestra hermana Berta Cáceres. La familia Atala miembros de la junta directiva de DESA, contrataron a David Castillo (exmilitar graduado de la Academia West Point) gerente de la empresa para que de manera estratégica orquestara los ataques sistemáticos contra el COPINH, la comunidad de Río Blanco y de nuestra hermana Berta Cáceres.

Denunciamos las innumerables irregularidades del sistema de justicia que ha permitido la tardía aplicación de justicia. Son cinco años del femicidio de nuestra compañera y hermana Berta Cáceres, y no son cinco años son más de 500 años de un feminicido territorial, de la explotación pasando por la vida de nuestras hermanas que defienden el agua, la tierra, las comunidades y los cuerpos. Estas formas ancestrales de vida indígena y negra han demostrado la importancia y la esencia del cuidado del planeta. Once años han pasado del golpe de estado en Honduras, sabemos que esta dictadura está involucrada en el asesinato de nuestra compañera Berta Cáceres, sabemos que van a caer, que la impunidad de David Castillo, de JOH y de los Atalas no es eterna, y que nosotras sabemos hacer justicia.

La Asamblea de Mujeres Luchadoras de Honduras declaramos a David Castillo gerente general de DESA, empleado de la familia Atala Zablah y uno de los responsables del crimen contra Berta Cáceres como culpable.

Berta Cáceres presente ahora y siempre, desde la Asamblea de Mujeres Luchadoras de Honduras tenemos latente sus palabras: “Yo sabía lo duro que iba a ser. Pero también sabía que íbamos a triunfar. Me lo dijo el río.”

¡CULPABLE David Castillo, CULPABLE!

Comunicado

Desde la Asamblea de mujeres Luchadoras de Honduras denunciamos la criminalización de nuestras compañeras Marianela y Jennifer Solórzano defensoras garífunas de la OFRANEH, nuestras hermanas quienes han sido juzgadas en una audiencia plagada de irregularidades y a todas luces un intento por detener la defensa de los territorios.

Denunciamos que, aunque Marianela y Jennifer hoy están en libertad siguen bajo formal procesamiento limitando su libertad de movimiento y actuancia política. La audiencia precedida por el juez Camilo Peralta comenzó negando el derecho a la observación nacional e internacional de Derechos Humanos. Es importante mencionar que él juez había sido suspendido anteriormente por irregularidades en su cargo y es exactamente lo que demostró al ser la cara de una institución racista que ayer dejo en evidencia una vez más como se favorecen los intereses de las empresas sobre la vida de las hondureñas, de nuestras hermanas y hermanos garífunas.

Ninguna de las acusaciones fue debidamente probada por el Ministerio Público, nuestras compañeras fueron acusadas de usurpación, daños y amenazas, una última acusación aun más grave de la que es acusada Jennifer, es el delito de desplazamiento forzado. Lo que nos parece sumamente grave pues se acusa a la compañera de haber desplazado a personas vinculadas con la empresa, cuando estas personas ni siquiera viven en esa zona y además adquirieron las tierras que pertenecen al pueblo garífuna de manera ilegal. ¡Ninguna defensora del territorio debe ser acusada de desplazar a las empresas cuando son las empresas que coludidas con el Narco gobierno intentan despojar a toda costa a las comunidades de sus territorios!

Este 8 de marzo no tenemos nada que celebrar, pues una vez más vemos como nuestros derechos son violentados, quienes deberían encargarse de hacer justicia en este país, actúan con total impunidad y utilizan delitos que deberían ser imputados a quienes nos desplazan todos los días de este país, es decir a las empresas extractivas, a los representantes de este gobierno corrupto y violador, quienes nos han despreciado y asesinado en las celdas como a Keyla Martínez, a aquellos que nos roban todos los días las oportunidades de vivir aquí dignamente, a esos que todos los días nos desplazan es a quienes deberían estar juzgando, no a nosotras.

¡Exigimos que cese la persecución en contra de nuestras hermanas! Y les recordamos hoy más que nunca que ¡no nos van a callar!

Comunicado

Miércoles 3 de marzo, 2021

Desde la asamblea de mujeres luchadoras denunciamos la continuidad de la persecución y criminalización a la Organización Fraternal Negra de Honduras OFRANEH, este día fueron detenidas las compañeras Marianela Solorzano y Jennifer Solorzano en Trujillo, Colón.

Las compañeras están siendo detenidas por usurpación, nosotras estamos en la lucha por los territorios ancentrales y más el pueblo garífuna que mantiene una lucha constante por la tierra.

Denunciamos estos actos de criminalización a las defensoras del territorio y del pueblo garífuna.

Exigimos la libertad de las compañeras y el cese del hostigamiento y persecución y criminalización a las defensoras por luchar por el derecho a la tierra.

Este 25 de enero, día de la mujer hondureña, no tenemos nada que celebrar

Desde la Asamblea de Mujeres Luchadoras de Honduras denunciamos que continúa la injusticia, la impunidad y el retroceso en los derechos vitales para todas las mujeres y niñas hondureñas.

Berta Cáceres, la persecución en Guapinol y la desaparición forzada de nuestros compañeros Garifunas son tres casos de los cuáles el Estado hondureño es responsable. A esto sumamos, la criminalización a la que nos condenan a las mujeres por actuar sobre nuestros cuerpos y elegir abortar, si así lo decidimos.

Nosotras tenemos derecho a vivir en Honduras, sabemos que la migración actual de nuestras hermanas y hermanos rumbo a Estados Unidos es producto de la extrema pobreza, corrupción, la violencia y el racismo de la dictadura y provoca toda nuestra indignación.

Sabemos que hay impunidad, ¿dónde están los autores intelectuales del asesinato de nuestra compañera Berta Cáceres?

Sabemos que la ley se aplica de manera selectiva, seguimos acompañando la lucha por la libertad de los defensores del agua. Mientras a corruptos los dejan defenderse en libertad a la gente de Guapinol se le ha negado toda posibilidad de hacerlo.

La desaparición forzada de nuestros compañeros Garifunas demuestra una violencia racista de estado sin precedentes nefasta para las comunidades Garifunas y sus luchas ancestrales. El narcoestado demuestra que han convertido a Honduras en un país peligroso para vivir y soñar.

Nosotras las mujeres desde el día a día mantenemos la rebeldía de la alegría, de estar organizadas, de buscar nuestras autonomías. Las mujeres que decidimos, abortamos, aun cuando en el congreso patriarcal se niegue a el acceso a una salud integral y con respeto a la autodeterminación por nuestro cuerpo. Una vez más los diputados muestran que no les importa el bienestar de las mujeres.

Compañeras, sabemos que son momentos difíciles y duros para vivir, nuestras ancestras también enfrentaron muchas crisis y colonización y hemos resistido más de 500 años. Ahora estamos enfrentado muchas crisis y el contexto del covid-19, y con la pandilla de ladrones que mantienen su poder por la fuerza les decimos que tenemos que estar organizadas y debatir y actuar con la fuerza de nuestras hermanas que ya no están con nosotras.

Nuestra acción es fundamental para los cambios que requiere el país, sabemos que nuestro aporte a Honduras es permanente y que la construcción y la autoderminación de nuestros cuerpos, vidas y comunidades sigue siendo nuestra lucha y fuerza.

Por la memoria de las mujeres sufragistas

¡Por una Honduras sin dictadura!

¡Justicia para Berta, justicia para los pueblos!

¡Libertad para defensores de Guapinol!

¡A los compañeros garifuna Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

ANTE EL PASO DEL HURACÁN ETA POR HONDURAS HACEMOS UNA DENUNCIA PÚBLICA

Ver vídeo de la denuncia

La dictadura de Juan Orlando Hernandez una vez más ha demostrado que sigue sirviendo al capital, al racismo y patriarcado. Durante la pandemia del COVID-19 ha quedado en evidencia el robo descarado de fondos públicos, poniendo al pueblo en situaciones de hambruna, mayor desigualdad social y de muerte. Como Asamblea de Mujeres Luchadoras de Honduras nos pronunciamos repudiando las acciones de todo el gabinete del gobierno actual, nos solidarizamos con el pueblo hondureño que se enfrenta no solo a este gobierno, sino a organismos internacionales y hoy en día sigue de pie a pesar del paso del Huracán ETA.

Denunciamos la irresponsabilidad del gobierno por no haber avisado y realizado la alerta temprana. El uno de noviembre el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, advirtió el peligro del Huracan ETA en centroamerica, sin embargo, COPECO decretó alerta roja hasta cuatro días después y pidio desalojar zonas en riesgo hasta el quinto día.

Repudiamos el accionar del gobierno al priorizar el feriado morazanico, con el proposito de beneficiar a las grandes empresas coludidas con su politica privatizadora, como ser el caso de las ZEDES, olvidando el bienestar social y emocional del pueblo hondureño. Un gobierno resposansable hubiese cancelado el feriado morazanico a tiempo e incluso trasladarlo en fecha proxima cuando existiesen las condiciones para ello.

Hacemos publico nuestro enojo, ante los diferentes obstaculos presentados a las personas voluntarias con lanchas, para poder realizar labores de rescate, ante la ausencia de las autoridades de COPECO, policias y militares en las zonas afectadas.

Como pueblo no tenemos certeza si se realizaron descargas de la represa hidroeléctrica el Cajón, sin embargo, el sentido común nos dicta a que si se efectuaron, dado que testimonios de personas en redes sociales, no se explicaban como en un par de minutos el agua comenzó a inundar las zonas de Rivera Hernandez, La Lima, La Planeta y La Celeo Gonzales. Por lo tanto, la Asamblea de Mujeres Luchadoras de Honduras exigimos una investigación urgente para que se corroboren los hechos antes mencionados.

Agradecemos a todas las personas voluntarias en todo el país que han realizado acciones de rescate, sin embargo, repudiamos las acciones racistas de quienes se negaron a rescatar a personas negras que estaban en los techos de las casas ubicadas en las zonas afectadas.

¡Es tiempo de fortalecer la lucha popular en contra del capital, del racismo y del patriarcado!

¡Fuera Juan Orlando Hernandez y todo su gabinete!

¡Por una nueva Honduras!

Compañeras de Bolivia

Desde la asamblea les saludamos con el corazón y las palabras emocionadas al saber de la victoria que ustedes como mujeres y su pueblo han protagonizado contra el golpe racista, colonialista y patriarcal que intentó arrebatarle las utopías.

Sabemos que ha sido una lucha dura, que muchas de ustedes han perdido compas, familiares, les han golpeado y violentado y de múltiples maneras y formas, y también conocemos de su fuerza organizativa y comunitaria para salir airosas de este momento tan importante.

Les mandamos un fuerte abrazo, todas nuestras mejores energías, las de las mujeres con las que hemos compartido la vida y las luchas, y las de quienes siguen los caminos de las resistencias compañeras desde esta Honduras.

Bolivia sigue siendo una esperanza del Abya Yala, un seguir caminando para las mujeres en la transformación de nuestros cuerpos y comunidades.

Sabemos que es momento de reflexión y de lucha para seguir en la organización comunitaria, el pensamiento crítico, el ejercicio político de intentar y seguir adelante, la hora de construir para todas y todos, incluyendo a quienes estamos de lejos con la emoción de la justicia en su geografía.Acá nosotras junto con ustedes seguimos arreciando la esperanza y haciendo nuestros trabajos para que podamos celebrar más victorias rebeldes.

Asamblea de Mujeres Luchadoras de Honduras, octubre 2020.

Comunicado público

La Asamblea de Mujeres Luchadoras de Honduras nace del llamado de nuestra querida compañera Miriam Miranda para encontrarnos en Vallecito, Colón (Faya), territorio recuperado por la Organización Fraternal Negra de Honduras (OFRANEH) y discutir sobre problemáticas que como mujeres de este país nos preocupan.

Dicho espacio propone una continuidad en los procesos de construcción colectiva para orientar nuestro proyecto político y las acciones como sujetas políticas en el plano individual y organizativo. Al llamado acudimos mujeres garífunas, lencas, tolupanas, pech, tawahkas, misquitas, maya chortí, compañeras de barrios y comunidades campesinas, trabajadoras y activistas diversas de diferentes lugares del país y desde las cosmogonías de los pueblos originarios que rechazamos toda imposición colonial, capitalista, racista y patriarcal. Como espacio político, reivindicamos juntarnos desde la ternura, politizando nuestra rabia y desprecio por todo aquello que de diferentes maneras nos violenta.

Nos hemos propuesto acuerpar la lucha por la autodeterminación de los pueblos, la causa Berta Cáceres, la lucha antirracista, las que se oponen al extractivismo y al patriarcado. Desde ese lugar político, como Asamblea de Mujeres Luchadoras de Honduras, rechazamos y denunciamos las prácticas destructivas que se generan de parte de personas, grupos, empresas y todos los que agreden y amenazan a nuestras compañeras.

Hace ya unos años, Susy Nuñez y Fabricio Herrera han enarbolado una campaña de odio, desprestigio y calumnias contra nuestras hermanas y hermanos del COPINH, acusándoles de acciones peligrosas para su seguridad como organización y personas. Ante esta situación, hace unas semanas se publicó un comunicado de acuerpamiento por parte de varias organizaciones y compañeras que forman parte de la Asamblea de Mujeres Luchadoras de Honduras y otros espacios cercanos. Ante ese comunicado, se han intensificado las campañas y amenazas contra organizaciones y personas por parte de los señalados.

Como Asamblea de Mujeres Luchadoras de Honduras manifestamos nuestro respaldo, apoyo y compromiso hacia el trabajo histórico que realiza el COPINH, la OFRANEH y otras personas y organizaciones parte de esta Asamblea. Consideramos que dichas agresiones son parte de las estrategias contra las luchas para destruir desde adentro el trabajo que tanto le ha costado a nuestras compañeras y compañeros por décadas.Caminamos con la alegría y rebeldía, de Margarita Murillo, María Enriqueta Matute, Berta Cáceres, Maudalena Morales, tía Macucu, y con todas nuestras ancestras y ancestros para enfrentar las agresiones de donde vengan. Reconocemos la presencia de sus pensamientos y prácticas en nuestro pensamiento colectivo. Con sus fuerzas y guía seremos capaces de construir sociedades que coexistan unas con otras, reconociendo la existencia de otros cuerpos, de otras realidades, existencia y espiritualidades.

¡Despertemos, ya no hay tiempo!¡Que viva el COPINH, que viva la causa Berta Cáceres!

¡Que viva la OFRANEH! ¡Que vivan los pueblos y sus luchas !